Skip to main content.

California podría ofrecer cobertura a muchas más personas, aunque para eso es necesario pagar un precio

Crédito: Lezlie Sterling/The Sacramento Bee para The USC Center for Health Journalism Collaborative.
Crédito: Lezlie Sterling/The Sacramento Bee para The USC Center for Health Journalism Collaborative.
Asequibilidad
The USC Center for Health Journalism Collaborative
February 05, 2019

Se espera que este viernes los legisladores estatales puedan dar su primera mirada a los costos asociados con un ambicioso plan que brinda seguro de salud a más residentes de California.

El informe refleja la respuesta de California al retroceso que hizo la administración Trump en relación con la Ley de Salud Asequible (ACA, por sus siglas en inglés) y analiza cómo ofrecer subsidios más generosos a los usuarios para pagar por el costoso seguro de salud, además de subsidios para las compañías aseguradoras y multas estatales a los residentes que no mantengan su cobertura médica.

El informe, creado por un grupo de expertos en políticas de salud —que incluyó a los economistas Wesley Yin y Nicholas Tilipman y a miembros del personal de Covered California (California con cobertura), el mercado de seguros de salud del estado— ofrece una de las miradas más profundas sobre las diversas opciones a fin de reforzar dicho mercado como preparación a los desafíos que plantea el gobierno federal.

Las organizaciones en defensa de los consumidores han advertido durante varios meses que los legisladores deben actuar.

La derogación por parte del gobierno federal de la multa establecida en la ley ACA ha facilitado que más de 300.000 usuarios de California abandonen el mercado de seguros individuales, que incluye hasta 250.000 personas aseguradas a través de Covered California, según los cálculos de la Asociación de Planes de Salud de California. A medida que menos personas se inscriban, se espera que los costos de las primas se disparen para aquellos que permanezcan en el mercado.

De hecho, Covered California ya ha revelado pérdidas en la cantidad de inscripciones más recientes, que reflejaron un descenso del 24 por ciento en la cantidad de nuevos inscriptos, en comparación con el 2018.

El informe a la Asamblea Legislativa es una incipiente hoja de ruta que puede guiar las decisiones y las medidas a llevar a cabo en materia de políticas para garantizar que el seguro de salud que se ofrece en el mercado de California continúe siendo asequible. Aunque probablemente tenga un precio muy elevado, lo que posiblemente sea un componente prominente en la audiencia que se espera que los legisladores celebren el 12 de febrero.

Las autoridades de Covered California se negaron a hacer comentarios sobre la versión preliminar del documento examinado por The USC Center for Health Journalism Collaborative.

En su esencia, el documento busca encontrar la manera de ayudar a personas, como Celia Green, a mantener su seguro médico a través de Covered California. Green, asistente ejecutiva de 56 años que reside en Sacramento, obtuvo inicialmente una póliza de seguro a través de Kaiser Permanente a finales de 2016 por aproximadamente 650 dólares al mes, afirmó. Observó subir el precio de su póliza al año siguiente cuando el salario de su esposo aumentó, aunque ella trabajaba a tiempo parcial. A medida que los ingresos de su familia aumentaron, el valor de su subsidio decreció.

Cuando la prima mensual volvió a aumentar en diciembre del año pasado, ascendiendo aproximadamente a 1.240 dólares al mes solo por su cobertura, Green decidió abandonar esta póliza y pasar a ser parte de la cobertura ofrecida por el empleador de su esposo, señaló.

“Había llegado al punto en que mi prima mensual era más cara que tener cobertura a través del empleador de mi esposo”, dijo Green, “aunque el empleador de mi esposo no pagaba ninguna parte del costo”.

Entre las personas a las que los subsidios podrían ayudar se encuentran adultos mayores que residen en zonas con altos costos de vida en el estado, que llegan a pagar más del 30 por ciento de sus ingresos solamente por las primas de los planes más comunes, señala el informe.

Laurel Lucía, experta en cuidados de la salud del Centro para la Investigación Laboral y Educación de UC Berkeley, señaló que el estado está preparado para llevar a cabo cambios a gran escala que podrían reducir los costos para las familias de California.

En su primera propuesta presupuestaria, el gobernador Gavin Newsom recomendó ampliar los requisitos para que los jóvenes adultos indocumentados de 19 a 25 años tengan acceso a Medi-Cal, lo que significaría un costo de 260 millones de dólares Mientras tanto, dos proyectos de ley —presentados durante el primer día de la sesión legislativa— proponen ampliar Medi-Cal para todos los adultos indocumentados que por otras razones cumplan con los requisitos, independientemente de la edad, lo que se calcula tendría un costo de 3.000.000.000 dólares.

El nuevo informe ofrece una hoja de ruta hacia diferentes rumbos para seguir avanzando, señaló Lucía.

“Estas cifras son especialmente importantes en este momento, debido al gran nivel de interés entre los legisladores y el gobernador por lograr una cobertura universal", agregó. “Aunque también, ante la pérdida del mandato federal que imponía multas individuales se vuelve cada vez más urgente que busquemos maneras para contrarrestar este fenómeno”.

DOS CORRIENTES DE PENSAMIENTO

El informe preliminar divide las posibles soluciones en dos corrientes de pensamiento. Una postura busca que la cobertura de salud sea más asequible para la mayor cantidad de usuarios que sea posible. La otra postura plantea un enfoque más delimitado que toma en cuenta las limitaciones del presupuesto y está orientado a poblaciones específicas.

El precio refleja el nivel de ambición de ambos planes.

El informe calcula que el plan más amplio y generoso le costaría al estado 4.200.000.000 dólares adicionales al año y cubriría a unas 764.000 personas más con dicha suma. Una parte de esta elevada suma podría ser solventada con 1.100.000.000 dólares en fondos federales para ayudar a las aseguradoras a hacer frente a los pacientes de alto riesgo y costos elevados.

La opción menos amplia y más modesta tendría un costo de 215 millones de dólares al año y ofrecería cobertura a unas 27.000 personas más.

Surgieron varias opciones de políticas de cobertura a partir del informe. Estas combinan la cantidad de dinero dedicado a reducir las primas para los usuarios y los subsidios de cofinanciación de costos para proteger a las compañías aseguradoras que se enfrentan a facturas elevadas de los pacientes de alto riesgo. El plan también se plantea si el dinero recaudado a través de la imposición de una nueva multa estatal para aquellas personas que no obtienen un seguro de salud podría destinarse a reducir el costo de los subsidios más generosos.

Una disposición proyectaba cubrir a 478.000 personas más ampliaría el apoyo económico a los hogares con ingresos de hasta el 600 por ciento del límite del nivel federal de pobreza. Esto podría significar que una familia de cuatro integrantes con ingresos de hasta 150.000 dólares podría cumplir con los requisitos para recibir un subsidio. El límite actual para un grupo familiar con cuatro integrantes es levemente superior a los 100.000 dólares.

En algunas zonas del estado, como Los Ángeles y el Área de la Bahía, los ingresos pueden evaporarse rápidamente debido al creciente aumento en los costos de vivienda, lo que dificulta aún más poder pagar primas altas para el cuidado de la salud.

“Los subsidios conforme a la Ley ACA no se ajustan al costo de vida, y en muchas partes del estado la gente no dispone de dinero adicional en su presupuesto para pagar por el cuidado de la salud”, señaló Lucía.

LOS ESCÉPTICOS CUESTIONAN LA ESTRATEGIA

El lento avance de California hacia la cobertura universal no está libre de escépticos.

El estado ya cuenta con el mercado de seguros más grande del país y ha ampliado los requisitos de Medi-Cal para los menores indocumentados. Como resultado, California ha registrado el descenso más grande desde el 2013 en la taza de personas sin cobertura en comparación con los demás estados.

Sin embargo, ninguna de las políticas descritas en el informe preliminar de Covered California está orientada a los adultos no ciudadanos, que se calculan entre un millón y un millón y medio de personas, que forman parte de las personas sin cobertura del estado. Si bien cualquiera puede comprar un seguro de salud, los adultos indocumentados en California no reciben actualmente ningún subsidio ni acceso a programas para personas de bajos ingresos.

Algunos expertos en políticas de la salud, como Lanhee Chen, investigador de la Institución Hoover y profesor de la Universidad de Stanford, se preguntan si una mayor cantidad de subsidios será algún día la suficiente. Chen señala que los subsidios del gobierno tienen sus límites y que el tema central es la falta de transparencia en el creciente costo de los servicios de la salud.

“Obviamente, la asequibilidad es la esencia del problema para muchos californianos, y el concepto de subsidiar o ayudar con el costo de las primas del seguro de la salud refleja una intención encomiable”, afirmó Chen.

“Pero la idea de simplemente subsidiar a personas o crear más políticas gubernamentales prescriptivas ignora en realidad los factores fundamentales que generan el aumento de los costos de la salud en California y en todo el país”.

Varios hospitales estatales y grupos de aseguradoras y asociaciones en defensa del consumidor recibieron con agrado las conclusiones del informe, pero cada agrupación tiene sus propias prioridades.

“No se trata de una respuesta de opción múltiple, donde hay que seleccionar una sola. También puede haber combinaciones. Se parece más a un bufet”, señaló Anthony Wright, director ejecutivo de Health Access California, una agrupación para la defensa del consumidor. “Apoyamos (muchas) de estas opciones. La pregunta es: ¿qué podemos lograr hacer este año?”

About This Series

Este proyecto es resultado de un innovador emprendimiento periodístico —The USC Center for Health Journalism Collaborative— que incluye una variedad de medios informativos de todo el estado de California dedicados a presentar informes conjuntos sobre las personas sin seguro médico que residen en el estado. Entre los medios informativos se incluyen los periódicos de Gannett Co., McClatchy Corp., La Opinión y Southern California News Group, así como también las emisoras Capital Public Radio y Univisión.

Topics in this Series

  • Asequibilidad