Skip to main content.

Los menores indocumentados pueden obtener cuidados de la salud en California. Gavin Newsom desea que los adultos jóvenes también tengan acceso a estos cuidados

Dr. Ilan Shapiro with a patient at AltaMed Medical in Whittier, east of downtown Los Angeles.
Dr. Ilan Shapiro with a patient at AltaMed in Boyle Heights, east of downtown Los Angeles. (Photo: Robert Hanashiro/USA TODAY)
Asequibilidad
The Center for Health Journalism Collaborative
May 01, 2019

R. López llegó a Estados Unidos cuando tenía tres años. Al llegar a la escuela secundaria, esta estudiante de Oxnard —que anhelaba convertirse en profesora de español— se dio cuenta de que necesitaba anteojos tanto para conducir como para ver la pizarra en sus clases.

Aunque cumplía con los requisitos para recibir cobertura médica financiada por el gobierno debido a los bajos ingresos de su familia, durante buena parte de su infancia no pudo recibir el programa de alcance pleno de Medi-Cal ya que era indocumentada.

Pero eso cambió en 2016. López pudo acceder a la versión de Medicaid en California —el programa de seguro médico con fondos estatales y federales para personas de bajos ingresos— conforme a una nueva ley que amplió la cobertura a más de 250,000 niños y adolescentes de California. A partir de entonces, dichos menores cumplían con los requisitos para tener acceso a MediCal sin importar su condición migratoria.

Este programa ayudó a López a obtener los anteojos que necesitaba y a realizar visitas frecuentes al dentista. Sintió que se quitaba un gran peso de encima al saber que podía pagar por el tratamiento si algún día se enfermaba, señaló López, que pidió mantener su nombre completo en confidencialidad debido a su situación migratoria.

Si bien las autoridades estatales tienen conocimiento sobre la cantidad de niños que están inscritos en el programa, California no lleva registro de la frecuencia con que los menores visitan al médico o al dentista. Tampoco cuenta con la información necesaria para determinar si MediCal representa un ahorro de dinero al estado ya que al ofrecer servicios preventivos se reduce la cantidad de menores que acuden a la sala de urgencia. Esta falta de información impide evaluar de manera contundente el impacto de este programa.

Sin embargo, aquellos que trabajan con este programa lo consideran un éxito para las familias que lo usan, y el gobernador Gavin Newsom ha propuesto ampliar la cobertura de Medicaid a los adultos indocumentados menores de 26 años. Esto sería de gran ayuda para los jóvenes como López, tras cumplir los 19 años perdió la cobertura dado que sobrepasó la edad para participar de este programa.

Ofrecer cobertura a niños y adolescentes indocumentados le cuesta al estado más de 360,000,000 dólares al año. La propuesta de Newsom añadiría otros 260,000,000 dólares a estos costos. No obstante, los defensores de dicha propuesta señalan que sería una inversión eficiente tanto en servicios preventivos como básicos que puedan detectar de manera temprana enfermedades, como la diabetes. También ayudaría a reducir la cantidad de servicios costosos que las personas necesitan a medida que envejecen.

Algunos legisladores estatales desean dar un paso más y destinar alrededor de 2,300,000,000 dólares al año para ampliar la cobertura de Medi-Cal a los californianos de todas las edades, sin importar su condición migratoria, siempre y cuando cumplan con el nivel de ingresos establecido.

Ricardo Lara, comisionado de seguros de California que apoya esta idea, lideró la iniciativa de ampliar la cobertura médica a los menores cuando era senador del estado de California. Considera que el programa obtenido fue un "logro considerable".

Lara creció sin seguro médico en el Este de Los Ángeles. Cuando era niño detestaba la llegada de las vacaciones porque en su familia significaba viajar a México para ir al médico y al dentista, señaló Lara en un congreso de investigadores del cuidado de la salud celebrado en el mes de febrero.

"Es un tema muy personal para mí", afirmó Lara, hijo de dos antiguos inmigrantes ilegales, a The Sacramento Bee. “Siempre supe que era un tema importante porque lo viví en carne propia”.

California ofrece a los inmigrantes indocumentados servicios de Medi-Cal para casos de emergencia, que cubren algunos procedimientos de urgencia y atención a las mujeres embarazadas.

Previo a 2016, algunos niños y adolescentes indocumentados podían tener acceso a otros servicios de salud a través de un conglomerado de programas gestionados por los condados, clínicas locales y hospitales, dependiendo del lugar de residencia. Una vez que la nueva ley entró en vigor, todos los menores indocumentados de California pueden inscribirse en lo que se conoce como el plan completo de Medi-Cal, que incluye atención médica, dental, mental y oftalmológica.

El estado calcula que la gran mayoría de los menores indocumentados de California que cumplen con los requisitos ya están inscritos en este programa. La cifra de más de 250,000 menores que quedaron cubiertos como resultado de esta ley supera las previsiones iniciales sobre la cantidad de menores que podrían cumplir con los requisitos, según el Departamento de Servicios para los Cuidados de la Salud.

No obstante, obtener cobertura no siempre significa obtener los cuidados necesarios. Una auditoría estatal reciente indicó que aproximadamente 2,400,000 menores de California que cumplen con los requisitos para Medi-Cal no están recibiendo el cuidado preventivo al que tienen derecho por ley. El informe no analiza específicamente a los menores indocumentados, pero en términos generales encontró que menos de la mitad de los menores inscritos en Medi-Cal reciben servicios preventivos, entre ellos el análisis para la detección de plomo en sangre y los exámenes oftalmológicos.

Muchos pediatras no aceptan pacientes de Medi-Cal debido a las tarifas relativamente bajas que paga a los médicos este programa, según la auditoría. Sin embargo, dicha auditoría también responsabilizó al Departamento de Servicios para los Cuidados de la Salud por hacer demasiado poco para informar a las familias acerca de los servicios que tienen acceso.

“Podemos inscribir a alguien en el plan, pero si luego no le ofrecemos los servicios, entonces resulta una promesa en vano”, afirmó el miembro de la Asamblea Legislativa Jim Wood, demócrata de Healdsburg, que solicitó la auditoría. “Es muy bueno haber inscrito a todas estas personas sin importar su condición migratoria, pero no estamos haciendo la divulgación necesaria, no estamos siendo proactivos ni estamos brindando los servicios que necesitan”.

Es difícil determinar cuántas personas indocumentadas desconocen el programa o tienen miedo de usarlo, afirmó el Dr. Ilan Shapiro, pediatra del Este de Los Ángeles. Aunque Shapiro señala que la ley les ha permitido a muchos de sus pacientes recibir vacunas y tratamiento para enfermedades, como la diabetes.

“El sistema funciona y ofrece cuidados de la salud a los menores de manera eficiente”, dijo Shapiro. “Aunque no seamos perfectos y hay muchas cosas para mejorar, es un paso importante”.

Los menores que ahora califican para recibir Medi-Cal no son los únicos que se benefician de este programa. También lo hacen los demás niños que interactúan con ellos en las escuelas, el patio de juegos, con sus respectivas familias y con la comunidad en general, agregó Shapiro.

“Cuando vacunamos a los niños que ya están aquí en el país y ofrecemos servicios preventivos a todos los que los necesitan, evitamos así el contagio de enfermedades”, señaló.

En California, un estado controlado por los demócratas, el principal obstáculo para ampliar el programa Medicaid es el costo. Debido a que el estado generalmente no puede emplear fondos federales para brindar servicios de salud a los inmigrantes que se encuentran ilegalmente en el país, toda la financiación debe provenir de las arcas estatales.

Sally Pipes, presidenta del organismo conservador Pacific Research Institute con sede en San Francisco, se opone a los planes de ampliar la cobertura médica financiada por el estado a más inmigrantes indocumentados por motivos relacionados con el costo y la preocupación de que esto incentive la inmigración ilegal.

“¿Por qué debemos ofrecer cobertura médica a las personas que están aquí ilegalmente?”, preguntó. “Defender a las personas que se encuentran ilegalmente en el país y pagar por su cobertura médica es una carga para las personas que están aquí legalmente”.

Daniel Zingale, jefe de estrategia del gobernador Newsom, señaló que el gobernador desea ofrecer cobertura médica universal, aunque deberá implementarla en etapas debido a las limitaciones del presupuesto.

“No contamos con el dinero para hacerlo todo de una vez, pero estoy muy satisfecho con los avances que estamos haciendo”, dijo Zingale. “Creo que incluir a los menores indocumentados en el programa Medi-Cal fue un paso revolucionario y añadir a los adultos jóvenes también será un gran paso: así ya estaremos a mitad de camino”.

López es parte del grupo de adultos jóvenes que se beneficiaría con dicha ampliación.

Se apresuró a obtener anteojos nuevos varios meses antes de cumplir 19 años y sobrepasar así la edad para participar del programa Medi-Cal para menores.

En la actualidad, esta estudiante que asiste a un centro universitario de la comunidad sostiene que no puede pagar el costo de las visitas al médico.

“Si me enfermo, si contraigo una enfermedad grave, no tengo el dinero para cubrir el costo de las consultas”, señaló López. “Esa es uno de mis temores más grandes, me preocupa que eso pueda sucederme”.

Follow the USC Center for Health Journalism Collaborative series "Uncovered California" here

About This Series

Este proyecto es resultado de un innovador emprendimiento periodístico —The USC Center for Health Journalism Collaborative— que incluye una variedad de medios informativos de todo el estado de California dedicados a presentar informes conjuntos sobre las personas sin seguro médico que residen en el estado. Entre los medios informativos se incluyen los periódicos de Gannett Co., McClatchy Corp., La Opinión y Southern California News Group, así como también las emisoras Capital Public Radio y Univisión.

More stories on Asequibilidad

Topics in this Series

  • Asequibilidad
  • Acceso a los cuidados
  • Ampliación de la cobertura
  • Personas indocumentadas y sin Seguro
  • Soluciones legislativas